Artrosis manos

¿Qué es?

La artrosis de las articulaciones de las manos se produce por una desgaste del cartílago de estas articulaciones. Suele producir dolor, rigidez, dificultad para mover los dedos y deformidad. La edad de inicio habitualmente es entre los 40 y los 50 años, aunque hay casos de comienzo más tardío. Es más frecuente en mujeres aunque puede presentarse en ambos sexos.

Síntomas

Igual que en la artrosis que afecta a otras articulaciones, los síntomas más frecuentes son dolorrigidezdeformidad y pérdida de funcionalidad.

Causas

La causa de la artrosis se cree que es la consecuencia de una suma de factores genéticos y ambientales.

El componente hereditario o genético es muy patente en las articulaciones interfalángicas distales y el paciente suele recordar que “su madre o su abuela tenían las manos así”. Por otro lado, el componente ambiental puede tener un papel importante en el desarrollo de artrosis en el resto de las articulaciones de la mano. Es habitual que personas que han realizado trabajos manuales repetitivos presenten artrosis de las articulaciones interfalángicas proximales y en la trapecio-metacarpiana. El hecho de haber sufrido una fractura o inflamación persistente en alguna articulación favorece el desarrollo de artrosis de esta articulación a edades más tempranas.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es mejorar el dolor y mejorar la calidad de vida. Para ello, se dispone de varias alternativas: medidas físicas, fármacos y cirugía.

En cuanto a los medicamentos utilizados en la artrosis destacan 2 grandes grupos:

  1. Fármacos analgésicos y antiinflamatorios de acción rápida: dentro de este grupo se incluye el paracetamol y los antiinflamatorios. Generalmente, se suele iniciar el tratamiento con el paracetamol y si no se consigue controlar el dolor o hay signos de inflamación se añaden antiinflamatorios. Las infiltraciones de glucocorticoides dentro de la articulación afecta también pueden ser útiles como tratamiento de la artrosis de alguna de las articulaciones de las manos.
  2. Fármacos de acción lenta, también llamados SYSADOA (“Symptomatic Slow Action Drugs for Osteoarthritis”): los fármacos incluidos en este grupo, además de controlar el dolor, ayudan a preservar el cartílago y frenar la evolución de la enfermedad. En este grupo se incluyen diversos fármacos pero el que ha demostrado evidencia de eficacia en la artrosis de manos es el condroitin sulfato.

Nuestro tratamiento consiste en:

  • Epi® para activar los músculos débiles y mejorar el estado general de los tejidos de alrededor.
  • Neuromodulación y physicalm para reducir el dolor del paciente.
  • Vacusport para mejorar la circulación de las piernas y que el tejido se regenere mejor.
  • Actividad física terapéutica para mejorar la funcionalidad del paciente.
M

Hello. How are you?

SAMPLE POPUP

Built with Divi Builder.

Email Address

your@gmail.com

OUR OFFICE

101 Mark Boulevard St,
10040, New York,
United States.